Search
  • #guíaparasalirdelpaís

Entendiendo el Asilo - Parte III


Siguiendo la serie “Entendiendo el Asilo”, hoy les presento la tercera parte, en ella respondo a cuatro preguntas hechas por diferentes clientes que han llegado a nuestra firma. La primera pregunta se enfoca en entender los casos de asilo afirmativo, mientras que las tres últimas abordan diferentes opciones que existen para personas que han perdido sus casos de asilo en la corte de inmigración.


Tienes preguntas o comentarios? compártelos con nosotros, escribiendo a guiaparasalirdelpais@gmail.com, y trataremos de abordar tus inquietudes en nuestros próximos capítulos.


Cliente: ¿Que significa tener un caso afirmativo de asilo? Es este asilo más fácil de ganar?


Juan Antonio Lozada: Los aplicantes de asilo que entraron a los Estados Unidos con una visa de no inmigrante (turista, trabajo temporal, algunas visas de inversionista, estudiante, etc), generalmente tienen la oportunidad de aplicar para asilo a través de la oficina de asilo de USCIS, a este tipo de asilo nos referimos usualmente como “asilo afirmativo”. El caso de asilo “defensivo” se refiere a aquel que se debe pelear en frente a un Juez de inmigración.

En mi experiencia, los asilos afirmativos son más fáciles de ganar que los defensivos porque en teoría el proceso no está diseñado para ser adversarial; Ahora bien, después de haber atendido decenas de entrevistas de asilo, en diferentes partes del país, y con decenas de oficiales de asilo, he constatado, que un elemento determinante en tu proceso de asilo tiende a ser la identidad de la persona que se te asigna como oficial de asilo


Por ejemplo, algunos oficiales del USCIS se comportan más agresivos que los mismos fiscales de ICE (Immigration and Customs Enforcement) en una corte, donde el proceso sí está diseñado para ser adversarial. Una de las razones por la cual esto pasa, es que a raíz del gran número de asilos, USCIS ha tenido que contratar muchísimos oficiales nuevos de asilo, quienes aún son inexpertos y carecen de un buen dominio de la ley o del entrenamiento adecuado. Si tu caso es asignado a uno de estos oficiales novatos, podría tener un impacto negativo en tu caso y es algo que lamentablemente es casi imposible de controlar.



Otra razón que complica los asilos afirmativos, es que algunos oficiales de USCIS parecieran tener prejuicios claros contra aplicantes de ciertas nacionalidades; por ejemplo, es una realidad que los índices de denegación de asilo de aplicantes de El Salvador u Honduras es mucho más alto que el de un aplicante de Turquía. En líneas generales, se podría decir que existen variaciones drásticas de estilo y actitud entre los diferentes oficiales de asilo y algunas de las oficinas de asilo parecieran tener oficiales que están mas abiertos a conocer las circunstancias de cada aplicante, mientras que en otras oficinas, son mucho más intolerables.

Cuando estamos pensando en un caso de manera estratégica, una de las posibles consideraciones es la ciudad donde deberías estar viviendo cuando introduzcas tu aplicación de asilo.

Dado situaciones económicas o familiares, no es siempre posible decidir en que ciudad vivirás durante tu proceso de asilo, pero de tener el chance de hacerlo, es conveniente establecerse en ciudades donde las oficinas de asilo han mostrado una propensión mayor a conceder el asilo. Generalmente, las oficinas de San Francisco y Nueva York, son conocidas como oficinas que otorgan un mayor número de asilos en comparación con las oficinas de Houston, Miami o Los Angeles.


Existen nueve oficinas de asilo de USCIS en todo el país: Houston (Texas), Los Angeles (California), San Francisco (California), Chicago (Illinois), Newark (New Jersey), Nueva York (Nueva York), Arlington (Virginia) y Miami (Florida); también existen tres sub oficinas: New Orleans (Louisiana) Boston (Massachusetts) y Seattle (Washington).


Cliente: ¿Qué debería hacer un aplicante si un juez de inmigración le niega el asilo? ¿Cuáles son las diferentes instancias donde podrás apelar tu caso?


Juan Antonio Lozada: Ser referido a la corte de inmigración por el oficial de asilo o perder tu caso de asilo en frente de un juez de inmigración es una experiencia difícil, pero no es el final del camino. El golpe psicológico de que esto te pase te puede dejar tan aturdido que en algunas instancias puedes dejar de tomar ciertos pasos que pudieran aminorar el impacto de lo que te pasó.

Lo primero a entender es que las decisiones de los jueces de inmigración no son finales y pueden ser apeladas siempre que el aplicante de asilo actúe rápidamente. Como primero, el aplicante deberá decirle al juez de inmigración que intenta apelar su decisión tan pronto como la escuche. Después de esto, el aplicante tendrá treinta días para anunciarle por escrito a la corte administrativa de segunda instancia, conocida como la BIA (Board of Inmigracion Appeal) que el aplicante intenta apelar.


El próximo paso que debe tomar un abogado durante el proceso de apelación es pedir una copia de la grabación de la audiencia de asilo. Es importante saber que todas las audiencias finales de inmigración son grabadas y un aplicante tiene derecho a pedir una copia de este audio tan pronto como haya decidido apelar un fallo.

El abogado debería escuchar la grabación e identificar los posibles errores que el juez de inmigración pudo haber cometido; una vez que se identifiquen estos errores, el abogado deberá enviar a la BIA un resumen de las razones por las cuales el aplicante estará apelando la decisión del juez de inmigración. Una vez que la BIA reciba este resumen anunciando la intención de apelar del aplicante, la BIA enviará una notificación al abogado del aplicante para que éste envíe un escrito, en inglés, que contiene una análisis jurídico de todas las razones por la cuales el juez de inmigración no debió haber fallado en contra del aplicante.



Cliente: ¿Qué otras opciones existen para aquellas personas que no quieran seguir peleando su asilo en Estados Unidos y quieran tratar de comenzar su vida en algún otro país como Canadá?


Juan Antonio Lozada: El aplicante que decida no apelar una decisión de asilo del juez de inmigración o de un oficial de asilo tiene la opción, asumiendo que no esté detenido, de irse del país. El aplicante no debe necesariamente regresar a su país de origen pero puede tomar la decisión de comprarse un pasaje aéreo para cualquier lugar del mundo, mientras que esta persona tenga una visa para entrar a este lugar. Una cosa es cierta, los Estados Unidos ofrece oportunidades que no son fáciles de encontrar en otros países y tomar la decisión de irse a otro país sin primero tratar de apelar la decisión adversa del juez debería ser considerada como última opción

Canadá generalmente no será una opción para aquellos aplicantes que hayan perdido su asilo en Estados Unidos, ya que este país tiene tratados bilaterales con Estados Unidos donde ellos se comprometen a negar la aplicación de asilo de un aplicante cuando este haya sido rechazado como asilado en Estados Unidos; esto probablemente viene como una sorpresa para muchos pero es una realidad.

Ahora bien, existen muchos otros países que sí pueden ser una alternativa. Mi oficina tiene relaciones cercanas con bufetes de abogados en lugares como España y en algunas instancias podríamos asesorar al aplicante si este desea emigrar a este país. Hablado con mis colegas españoles me he enterado que los casos de asilo de ciudadanos venezolanos en España son otorgados con relativa facilidad (cuando lo comparamos con el sistema de asilo norteamericano). Ahora bien, por otro lado, la situación económica de un país como España no siempre presenta las mejores condiciones para que un nuevo inmigrante pueda integrarse y construir un futuro estable.



Cliente: ¿Si decido irme a España o Portugal, existe alguno otro proceso que puedo seguir que no sea el asilo?


Juan Antonio Lozada: La ley de retorno de los descendientes de judíos sefarditas en España y Portugal le ha permitido a miles de latinoamericanos obtener su ciudadanía española y portuguesa en los últimos años. A pesar de que la ley española ya no está vigente, la ley portuguesa si lo está y esto podría permitirle a algunas familias obtener su ciudadanía europea. El proceso es un poco complejo, pero no imposible, una de las primeras cosas que se deben hacer es buscar los servicios de un experto en genealogía en tu país de origen. Por un pago, un geneologo podría investigar su árbol genealógico y determinar si algún pariente lejano suyo podría estar conectado de alguna manera con un judío sefardita; esto parece improbable pero estarías sorprendido de la cantidad de apellidos en Latinoamérica que provienen de los sefarditas. Muchos judíos sefarditas terminaron emigrando a Latinoamérica cuando fueron expulsados por los reyes católicos de la península ibérica después de 1492.

Una vez que el aplicante logre obtener un informe genealógico probando su conexión sefardita, este debe aplicar por un certificado de origen sefardita con la federación judía de Lisboa u Oporto, las dos federaciones en Portugal que el gobierno les ha otorgado la responsabilidad de decidir quién es o no es un descendiente de los judíos sefarditas. Una vez que este certificado es otorgado, el éxito de su aplicación está casi asegurado. Es importante recordar que no se tiene que salir de Estados Unidos para comenzar este proceso de ciudadanía portuguesa, pero si la ciudadanía portuguesa es otorgada y la persona aplicando todavía tiene un caso pendiente de asilo en Estados Unidos, los chances de que a esta persona se le otorgue el asilo pasan a ser cero, especialmente si está colocado como principal en la aplicación de asilo.



@sealegal

FB.jpg

@guiaparasalirdelpais

(737) 808-4160

(866) 586-5513 FAX

3305 West Slaughter Lane, Second Floor,
Austin, Texas 78748